Baylor College of Medicine responde al brote de sarampión en los Estados Unidos

El año 2019 se ha destacado por el retorno dramático del sarampión a los Estados Unidos como resultado de la disminución en la cobertura de las vacunas. Con más de 1.000 casos de sarampión desde enero, hay una preocupación genuina de que puede ocurrir una epidemia de una enfermedad que es prevenible con una vacuna.

Baylor College of Medicine ha tomado un enfoque multidimensional para combatir esta emergente crisis de salud pública mediante la divulgación de información actualizada acerca de la seguridad de las vacunas y haciendo recomendaciones para la vacunación contra el sarampión.

Lo puntos más importantes de nuestra posición acerca de las vacunas y sobre el brote de sarampión incluyen los siguientes:

Las vacunas están calificadas como una de las tecnologías más importantes que salvan vidas que han sido desarrolladas por la humanidad. Mediante vacunación global, la viruela fue erradicada, el polio pronto será eliminado y las muertes por sarampión han disminuido más del 90 por ciento. En los Estados Unidos, muchas enfermedades han sido eliminadas, incluyendo meningitis Hib y diarrea causada por rotavirus.

Los miembros de la facultad de Baylor están trabajando para aumentar el número de enfermedades que un día podrían ser erradicadas mediante vacunación. Nosotros estamos liderando esfuerzos para desarrollar la siguiente generación de vacunas para enfermedades tropicales desatendidas, infecciones con norovirus y enfermedades importantes no-contagiosas, tales como el cáncer y adicciones humanas.

A pesar de estos éxitos, reconocemos que nuestro ecosistema de vacunas es frágil, de manera que enfermedades prevenibles con vacunas podrían regresar si la cobertura disminuye. Este es el caso del sarampión, donde la facultad de Baylor ha identificado al menos 100 lugares vulnerables a nivel nacional. Estos incluyen al menos cuatro áreas urbanas en Texas. En 2016 y de nuevo en 2017, nosotros fuimos los primeros en sonar la alarma acerca del riesgo de que el sarampión regresara a Texas y a los Estados Unidos.

La cobertura de las vacunas ha disminuido debido a la difusión de desinformación a través de páginas web, redes sociales, lugares de comercio electrónico y los esfuerzos de comités de acción política contra las vacunas. A través de nuestra Oficina de Asuntos Gubernamentales, centros de investigación sobre normativas y campañas de información a la comunidad, Baylor se esfuerza por contrarrestar estos esfuerzos mediante la divulgación de información correcta y oportuna acerca de la seguridad de las vacunas.

Un punto crucial importante de la desinformación es que las vacunas causan autismo. No existe información objetiva que apoye el punto de vista de que las vacunas causan autismo. Por el contrario, evidencia abundante apoya una base genética para muchas formas de autismo y la facultad de Baylor están dirigiendo esfuerzos nacionales para identificar nuevos genes de autismo y entender como están regulados. A través de nuestros hospitales asociados nosotros proveemos los cuidados más avanzados para personas afectadas por autismo y sus familiares.

Cada brote de sarampión nuevo aumenta el riesgo a la salud de nuestra nación. Nosotros debemos revertir la marea de desinformación acerca de las vacunas y restaurar la confianza pública en ellas y en los programas de vacunación en nuestro país. Mediante este esfuerzo multidimensional Baylor está liderando esfuerzos nacionales para erradicar el sarampión como uno de primeros peligros para la salud de la nación. Por favor, comuníquese con sus representantes elegidos, al igual que con sus familiares y amigos en su comunidad acerca de la importancia de las vacunaciones y de las normas que promueven salud pública basadas en la evidencia sobre la seguridad de las vacunas.